Otoño

La principal de la casa, sus colores son rojos otoñales, beige y una impecable restauración de dos paredes de barro, que se han respetado de la construcción original, está coronada por un techo de madera oscura, todos esto le da un carácter especial y sin duda te transportan a ese pasado. se ha mezclado el papel de rayas de una de sus paredes y las telas de toile jouy, que con sus características escenas pastoriles y campestres le dan ese toque clásico francés.

La estancia cuenta con cama de matrimonio de forja, y tiene una cunita antigua de herencia familiar, también hay un balconcito o corredor en directa conexión con el jardín, y  algunos muebles antiguos habitan haciendo el resto, sin duda esta habitación es la que, a mi, mas me transporta a un rico y anhelado pasado, su sabor rústico y rural es inconfundible. 

No puedo olvidarme de su vestidor, porque no querrás irte, y vais a necesitar espacio para toda la ropa.

1 matrimonio
1 cuna

Conoce las otras habitaciones

2 individuales
1 supletoria
2 individuales
1 matrimonio